Mi nombre es Nicolas Guzman Santos tengo 19 años y no, no recomiendo libros, pues, los buenos libros (creo yo) se recomiendan solos.

Cuéntanos, ¿cómo empezó tu periplo, tu viaje por las artes, y específicamente por la poesía?

El viaje por las artes…. Fue fomento familiar, fomento discreto por así decirlo. Pues, desde pequeño mi familia potencio mi personalidad, en el sentido artístico, era de aquellos pequeños “canapé” que en todos los shows artísticos del jardín o colegio participaba, y eso a mis padres le gustaba, bailes, obras de teatro, modelaje y cosas comunes de jardín yo participe. Mi viejo, siempre tan “apañador” confeccionaba los trajes a mano, del material que fuera, y mi vieja por otro lado buscaba en la feria algún complemento o algo y así, formaba el traje completo habiendo o no dinero. Uff, ambos motivado siempre, siempre apoyando mi personalidad y es algo que hasta hoy agradezco y también aprovecho de mencionarlo, pues, nunca he tenido la oportunidad de agradecer públicamente a mis padres, el gran pilar de mi vida.
Algo que también influencio en gran medida fue mi niñez, me crie en un pasaje donde todos éramos hermanos independiente si nos agarrábamos o no, Mi barrio, Guatacondo, donde la infancia se caracterizó por la tierra, sudor, agua de la llave y utopía envolvían nuestra mente, experiencias positiva, negativa, dolor, risas, todo tipo de sentimiento.
Hoy miro la calle, el mismo poste donde jugábamos a la escondida hoy casi ignorado, la casa de mi compadre bastian con aquellos “21” que jugábamos hasta el anochecer, para después bañarnos y salir a hablar, contar historias, decir mentiras, todo una atmosfera rica en imaginación. Al crecer comenzamos a hacer hip hop, digo tipo 12-13 años, no era un hip hop para nada consiente, sino meras frases chistosas para reírnos entre nosotros, cosas de niños.
Allí conocí el ritmo, y comencé a escuchar de diferente manera la música, buscando siempre la palabra perdida, el sentido de la historia, por más absurdo que fuera.
El mundo poético propiamente tal lo conocí recién el año pasado, hasta ese entonces solo había sentido la leve excitación de las palabras y la fantasías pero nada tan inflamable con la poesía.
En un taller de poesía que realizaban los maestros Juan Podesta y Roberto Bustamante llegue, con unos escritos asquerosamente penosos, con títulos de colores, rimas absurdas entre tantas cosas y caí. Clase a clase me iban otorgando diferentes poetas y llego Rimbaud, con el que inicie mi experiencia poética, luego Tamym Maulén (Poesta chileno, 1985) y así, hasta ahora.

¿Qué descubriste en la poesía? ¿cómo fueron esos primeros acercamientos?

Seria arriesgo decir que ya he descubierto algo, cuando en realidad aun no descubro nada. Pero es que en realidad, no busco nada, entonces que podré encontrar si no busco nada?, creo que nada.
Los primeros acercamientos fueron ácidos, tensos, enfrentarme al mundo poético fue extraño, de comienzo ilógico, pero después precioso.
En los primeros pasos ni siquiera pude estar de pie, me arrastre mutilado por la realidad, mis escritos no servían para nada.
Lectura tras lectura las mutilaciones fueron bajando hasta logar quedar intacto. Si me preguntan si fue difícil el entrar, sí, lo fue. Pero si me arrepiento? Para nada.

En lo que respecta a la poesía, ¿qué se viene? ¿En el corto y media plazo, estas vinculado a proyectos regionales, o internacionales?

Por el momento solo aprendo, estoy recién armando mi cajita de herramientas, necesito mucho, por ahora solo tengo un alicate y un martillo, pero aún faltan los clavos y los alambres, pero ahí vamos, nutriéndome de las experiencias de mis compañeros artistas, de diferentes experiencias que a la larga, serán parte de la caja de herramienta, pues, me gusta aprender, aunque eso conlleve lo que no debo hacer.
El único “proyecto” por así decirlo que estoy trabajando es en mejorar mis escritos para la publicación de mi primer libro por la editorial Navaja. Editorial independiente de la zona.
Quiero tomármelo todo con calma, pues creo ser joven y sé que entre más aprenda de mejor manera podre concretar proyectos sociales a futuro.

Cuéntanos algo, ¿cómo funciona el proceso creativo? ¿Estás trabajando bajo una manera de producir poesía?

Ufff, que difícil pregunta, ¿cómo funciona? Ni yo lo sé, aún sigo buscando aquel eje conductor, hoy por hoy solo escribo lo que aprecio, y en base a ello trabajo, sigo buscando la columna vertebral de mi poesía y creo que llevara años encontrarla.

¿Qué alcances tiene para ti la poesía, o el proceso poético en la sociedad? ¿Se puede vincular a la educación escolar por ejemplo?

El alcance de la poesía en la sociedad es nulo. No sé si es la culpa es de la educación o de las personas mismas, pero ya nadie lee poesía, ya nadie aprecia el arte, ya el arte quedo en segundo plano, ¿para qué leer un poema habiendo tanta música para escuchar en spotfi? Es frustrante ver que eventos discotequeros tienen más llegada a la población que eventos artísticos y me pregunto ¿Realmente la sociedad necesita arte? ¿Realmente mis pares quieres ver, sentir, o hacer arte? No lo sé, pero veo que el ambiente literario o artístico iquiqueño es deficiente, y me preocupa, yo tan mal escritor “destaco” quiere decir que tenemos una gran misión, quizás educar o quizás más que “educar las artes” necesitamos extender el tiempo de las nuevas generaciones para que aprecien el arte. La educación chilena está en deuda con las artes, nos estamos quedando cojos y para mí, un país sin arte es más dañino que un país sin patria.

¿Trabajas en torno a ciertas temáticas que ejercen presión en ti para expulsar letras y frases alusivas a qué? ¿cómo se manifiesta un puñado de letras? ¿Hacia quien están dirigidos los dardos?

Ufff, preguntas muy complejas para mi nefasta experiencia. Las temáticas en las que trabajo no están definidas, intento no caer en definiciones, me queda tiempo de aventura antes de poder definirme.
El famoso puñado de letra, como quien tira tierra al rostro en defensa de la honra inexistente. Mi “puñado” no es puñado, sino más bien un simplemente un granito en particular, todavía titubeo la palabra, todavía titubeo el silencio y aun no sé qué decir y aun no sé a quién dirigirme, o quizás lo sepa, no sé.

En estos momentos estudias en la Universidad Arturo Prat, ¿crees que esta tremenda institución fomenta las artes en la sociedad? ¿debería tener más presencia?

Mi pregunta es ¿En qué aporta la universidad Arturo Prat a Iquique? Con esto evidenciara el apoyo de la universidad a las “artes”.
Y claro, la universidad Arturo Prat debería ser la universidad más influyentes en todos los ámbitos a la región, no solo en lo artístico, sino en todo, pero bueno, en esos temas medios políticos no me meto, pero el arte en la universidad no existe, y si he de existir, está en armarios o diarios de vida.

¿Como vinculas el ser profesor con el ser poeta?

No lo sé, aun No soy profesor ni me considero “poeta”, siento que me falta camino para decir que soy ambos, hoy por hoy solo soy un joven estudiante, aspirante a escritor como quien entrena para durar al menos 3 raund contra el campeón, lo mismo, entreno para tener al menos 3 poemas que refuten la vida y quizás, logren salvarme, falta trabajo por delante.

POEMA INÉDITO

Caso 2666.
Ataucupe pueblo sin tragedia.

I.
Cientos de papel en que escribir
Y yo preferí tu pecho ensangrentado.
Como obra única y tangible
Excusa para inflar las costillas
(Excusa para trabajar un rato)
Los libros no me llenan la tripa.
Y la muerte dejo de ser conmovedora.

II.
Somos cuerpos leprosos
Horribles Detestables
C u e r p o s a p e d a z o s
En la almohada En la sopa
He incluso en la tina. -Hueso 83 –

III.
Un cuerpo ultrajado brutalmente
Perdón. Un cuerpo con simples hematomas
En la región ocular izquierda.
Hipótesis: abuso de drogas.
Hueso 147 y hueso 30
Que indican que en conclusión
Todo Todo (s)
Se desmorona. Somos leprosos
Leprosos cobardes D é b i l e s.
Y con afanes en común
Él, acabar con quien fue su estorbo
Yo, terminar la reconstrucción del crimen
(Ambos queremos comer)
Y ambos éramos el mismo.

 

Cero ocho.

No son más silenciosos los espejos

                                                                                                                                                 Ni más furtiva el alba aventurera;

Eres, bajo la luna, esa pantera.

Jorge Luis Borges.

 

Los gatos están desesperados

Llegó agosto y Ataucupe

Se vuelve una selva de metal.

 

El asesino ríe y llora

En algún hogar del pueblo

Y en algún techo del pueblo

El gato planea como copular.

 

El hombre sesgado

Por una presunta infidelidad

Afila su antigua navaja suiza

Mientras espera la llegada imperante

Del que fue

El gran amor de su vida.

 

Las gatas lloran; maúllan; gritan

Mientras el gato les entierra su falo /golpes van/

En un segundo plano

Un trio de gatos disputa a la otra hembra

Gritos; golpes y trozos de piel

La mujer queda en tercer plano

Sus gritos son disimiles al llanto del gato

O los gatos                     Nadie sospechará.

 

La 5ta sinfonía hace entender que todo,

Todo, es parte de la película

Que no son gritos de mujer

Nadie escucho nada

Pues, es agosto y el asesino

Un miembro honorable.

 

https://www.facebook.com/nicolas.f.guzman.santos

Discussion

Leave a reply